Radio ZETA

Airbag la rompió en Córdoba

Los hermanos Sardelli volvieron a encontrarse con el público cordobés en el marco de su “Jinetes Cromados Tour”, la gira presentación de su séptimo disco Al parecer todo ha sido una trampa. La Plaza de la Música recibió a mas de 5000 personas de todas las edades, un público bien heterogéneo donde nos encontramos a varios niños subidos a los hombros de sus padres.


Foto: Franco Alonso

Si bien la cita era a las 21hs, la banda se anticipó y comenzó a tocar a las 20:45hs, y durante más de dos horas nos brindó un show bien rockero. Los temas que le dieron la apertura fueron Jinetes Cromados e Intoxicarme, ambos del último álbum. Desde los primeros acordes ya podíamos imaginarnos como se iba a desarrollar la noche, con un público exaltado cantando y saltando mientras seguía el ritmo de cada canción.

“Buenas noches amigos, esta noche estamos acá todos los perdidos los que nos perdemos en la vida cantando”; fueron las primeras palabras de Pato para con el público, dándole pie a Perdido, tema que también forma parte de Al Parecer. A éste le siguieron los ya clásicos de la banda Vivamos El Momento y Donde vas (Viaje nocturno).

“Muchas gracias amigos. Cómo saben estamos presentando canciones de Al parecer todo ha sido una trampa. Esta es una de esas canciones”, nos decía el hermano del medio al presentar Va a ser difícil olvidar. De ahí en más la velada fue un mix perfecto donde se hizo un repaso de los veinte años de trayectoria de la formación y la presentación oficial en Córdoba de las canciones de Al Parecer.

Luego de que sonara Bajos instintos, Guido dijo: “venimos del Luna, fue una noche increíble. Como también lo es estar acá hoy… Tuvimos una noche difícil y ahora el caballero va a explicar por qué”, a lo que Pato contestó: “Anoche no pude dormir cheeee” dando inicio a Noches de insomnio.

A Sube sube (el peso del mundo), le siguieron los temas nuevos Pensamientos, Ganas de verte, Kamikaze, Über púber, Cicatrices. Mediando la velada ya estábamos extasiados de ver el histrionismo en el escenario de Patricio, quien no paraba ni un segundo de recorrerlo de punta a punta; la gran calidad vocal de Guido y la templanza de un Gastón que, si bien es el más tranquilo de los hermanos, no podíamos dejar de mirar como acompañaba con su impecable bajo y en sus coros. Los solos de guitarras de Pato y Guido estuvieron presentes durante toda la noche. Mientras que los espectadores no dejaron de cantar y hacer pogo en ningún momento.


Foto: Franco Alonso

Uno de los momentos trascendentes fue cuando tocaron Cae el sol, que El público corea explota la plaza; “Apagame todo, vamos todos, uno más” dice Pato. Y la gente hace el coro mientras se prenden las miles de luces de los celulares.

Siguieron en la grilla los nuevos temas Mila, Saturno y el rio y Motor enfermo (Frankenstein), antes de que éste ultimo sonara apareció en el escenario un muñeco inflable de Frankenstein gigante (casi llegaba al techo), y Pato nos dijo: “Está noche vino Frankenstein para estar con nosotros che”, el muñeco se quedó por varios temas, siendo pinchado varias veces por la guitarra de Patricio.


Foto: Franco Alonso

Otro momento impresionante fue luego de que sonaran Relámpagos y Huracán. “Gracias loco. Por estar acá con nosotros. Gracias CBA, la plaza de la música, gracias por venir esta noche. Es un momento que No te conviene y te voy a contar porque…”, nos dijo Pato y comenzó a cantar el clásico Por mil noches la plaza se convierte en un coro uniforme con el músico cantando a capela junto a la masa. Pero la cosa no quedó ahí. La banda se va del escenario y el público siguió cantando, por lo que los artistas vuelven y Pato pidió que se apaguen las luces mientras nos decía: “Son lo máximo chicos”, y se unió al coro.

Luego de presentar al tecladista José Luis Berrone y al baterista Sebastián Roascio Goldar, y que estos hagan sus respectivos solos, Airbag comenzó a transitar por el final del show. Las últimas canciones elegidas para el desenlace fueron Cuchillos guantanamera y Como un diamante del disco nuevo, y las ya conocidas Sólo Aquí, Kalashnikov y Tu banda. Además de un solo de Pato con su guitarra que duró más de dos minutos, donde hizo su perfomance de hacerla sonar con los dientes, y también jugó con todas las cámaras que estaban distribuidas por el escenario.

El hermano del medio de los Sardelli paró un momento todo, cuando divisó que en el público había algo que estaba mal; “¿Todo bien, que pasó? ¿choreo? Afuera loco. Seguridad. Tranquilos.” Nos decía mientras desde el público abucheábamos al ladrón. “No puede ser loco estamos en una fiesta y que vengan a chorear, estamos todos locos”. Una vez que la situación fue controlada por la gente de seguridad y el delincuente aprehendido, el show continuó.
Antes del gran cierre Guido nos agradeció e invitó a que vayamos al Recital que darán el próximo 24 de septiembre en el Estadio Argentino Juniors. “Vamos a hacer una canción, ésta no es mía, esta no es de Guido, no es de Gastón, es de todos ustedes. Muchas Gracias” nos decía, para que la plaza estallara al compás del último tema de la noche; Mi sensación. Concluyendo el evento con una lluvia de papeles plateados que caían desde el techo.


Foto: Franco Alonso

Archivos

Categorías

Categorías