Radio ZETA

Capturaron a un cachorro tigre de Bengala que se paseaba por las calles de Cuautitlán Izcalli

(Foto: Twitter)
(Foto: Twitter)

Vecinos de la colonia Lomas del Bosque, en el municipio de Cuautitlán Izcalli, Estado de México, se llevaron una gran sorpresa la mañana de este sábado cuando avistaron a un cachorro tigre de bengala deambulando por las calles.

De acuerdo con testigos, el exótico felino se encontraba desorientado, por lo que se pensó que fue abandonado en la zona. Inmediatamente lo reportaron a las autoridades.

Al lugar arribaron tres policías municipales y un veterinario del agrupamiento canino de la Comisaría, el Dr. Jorge Antonio Muñoz, quien señaló que el cachorro tiene aproximadamente cinco meses de edad y está en buen estado de salud.

(Foto: Twitter)
(Foto: Twitter)

Por ello, la principal hipótesis que se maneja es que el tigre pudo haber desatado el lazo con el que estaba amarrado y finalmente escapó de un domicilio desconocido.

Tras la inspección médica, el animal fue resguardado y posteriormente llevado a las oficinas del Ministerio Público de Tlalnepantla, donde se abrió una carpeta de investigación.

Hasta el momento nadie ha respondido por el cacharro y no hay indicios de algún responsable.

tigre
(Foto: Twitter/@JudithMedrano)

Por su parte, la Procuraduría de Protección al Ambiente del Gobierno del Estado de México (Propaem) dio a conocer horas más tarde el pequeño tigre será trasladado a un zoológico de la Ciudad de México para que se le brinden los cuidados necesarios.

Aseguran tigre en cateo a domicilio de Sonora

Elementos de la Fiscalía General de Justicia del Estado de Sonora derribaron el pasado jueves una puerta para ingresar al escondite de un grupo criminal, ubicado en el municipio de Pitiquito; sin embargo, salieron huyendo al comprobar que un tigre de Bengala custodiaba la propiedad.

Se trató de una hembra sana de aproximadamente dos años, de acuerdo con los especialistas que participaron en la captura.

Elementos de la Guardia Nacional y agentes de la Fiscalía General del Estado aseguraron a una tigresa de bengala durante un operativo de cateo en la localidad Pitiquito, estado de Sonora (México). EFE/Daniel Sánchez
Elementos de la Guardia Nacional y agentes de la Fiscalía General del Estado aseguraron a una tigresa de bengala durante un operativo de cateo en la localidad Pitiquito, estado de Sonora (México). EFE/Daniel Sánchez
(Daniel Sánchez/)

Vecinos de la comunidad, dedicada a la pesca, relataron a la agencia Efe que los agentes de investigaban un incidente en el que traficantes de combustible presuntamente incendiaron la única estación de servicio de gasolina en la región para eliminar a la “competencia”.

El animal quedó bajo cuidado y custodia del personal del Centro Ecológico, en las instalaciones de la ciudad de Hermosillo, capital del estado, por lo que también acudió personal de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) para investigar el origen del felino.

De acuerdo con el portal de la Profepa, en México para tener en casa un animal exótico se debe solicitar una autorización. Además, el manejo de este tipo de animales solo se podrá llevar a cabo en condiciones de confinamiento.

En el operativo, además confiscaron vehículos, armas, cargadores y cartuchos que quedaron a disposición del Ministerio Público, que continuará con las investigaciones ya que hasta el momento no se ha reportado la detención de ninguna persona relacionada con estos hechos.

Domesticación de animales, una afición heredada

Los capos colombianos pusieron el ejemplo. En los años 80, Pablo Escobar montó un zoológico en su hacienda Nápoles, de Puerto Triunfo. Había de todo: elefantes, jirafas, rinocerontes, antílopes, canguros, cacatúas negras de Indonesia, gallinetas de Nueva Guinea, cisnes blancos de Europa, faisanes, grullas reales y loras de colores que lo fascinaban.

De aquella colección que Escobar llamaba su “Arca de Noé” sobrevivió la leyenda de los famosos hipopótamos que llevó de África a su país, y que pasaron desapercibidos durante el aseguramiento de sus propiedades. Eran dos que al reproducirse se convirtieron en más de 50 y hoy son un problema para las autoridades colombianas, que no saben qué hacer con ellos.

Los narcos colombianos trajeron a México su afición por los animales. El primer caso que llamó la atención porque ocurrió en la Ciudad de México y tuvo mucha repercusión en medios fue el allanamiento de una lujosa residencia en el poniente de la capital, en una zona boscosa conocida como el Desierto de los Leones.

Allí, el 20 de octubre de 2008 las autoridades federales llevaron a cabo un operativo en el que detuvieron a 15 narcotraficantes, la mayoría colombianos vinculados con el cártel de los Beltrán Leyva. Entre ellos estaba Teodoro Mauricio Fino Restrepo, el Gaviota, su enlace con el cártel colombiano del Norte del Valle.

En la lujosa finca, construida con mármol y maderas finas, había alberca, jacuzzi y estancias equipada con muebles lujosos, donde los narcos colombianos y mexicanos organizaban fiestas cada fin de semana.

Pero lo que más sorprendió fue el zoológico instalado en el amplio jardín, donde estaban enjaulados dos leones africanos, dos tigres (uno blanco y otro albino) y dos panteras negras, que es una especie en peligro de extinción.

Más información en desarrollo.

Archivos

Categorías

Categorías