Radio ZETA

Papá Noel tiene novio: Cuando Harry conoció a Santa Claus

Es un amor a primera vista que se va alimentando año a año, con esos breves instantes en que se ven, que pasan juntos. Los dos quisieran extenderlos, pero no pueden: el deber llama y Papá Noel tiene que seguir repartiendo regalos. Harry espera todo el año ese momento. Se arregla especialmente para la llegada de su amigo. Hasta que un día mientras espera la llegada del visitante puntual, le tocan el timbre. Cuando abre ve a un joven del correo noruego que le trae varios paquetes: son sus regalos navideños. La decepción se instala en su cara, se desmorona. Este año no habrá visita. Mientras vuelve al living de su casa, devastado, sin la menor ganas ni ansiedad por abrir esos regalos, se encuentra a Papá Noel frente a él. Gracias a que a partir de este año le pidió ayuda al eficaz correo de su país, le anuncia que pueden pasar más tiempo juntos. Se acercan con lentitud, quedan enfrentados cara a cara y se dan un beso. Papá Noel tiene novio.

Posten, el correo oficial noruego, como cada año, lanzó una publicidad navideña. La de 2021 se convirtió en viral en muy poco tiempo. En apenas tres días el video en You Tube ya superó el millón y medio de visitas. Cuenta una historia de amor. Las historias de amor siempre hacen una buena combinación con el espíritu navideño. Allí está para corroborarlo una película como Love Actually, que se convirtió casi en una necesidad anual de fines de diciembre. Pero esta, la del corto publicitario que se llama When Harry met Santa (Cuando Harry Conoció a Santa), cuenta un amor homosexual que se construye lentamente, con ternura y con deseo con Papá Noel como uno de los protagonistas.

El correo noruego quiso con este corto homenajear el cincuenta aniversario de la ley que descriminalizó las relaciones homosexuales en su país. En noruega recién en 1972 dejó de ser considerado un delito ser homosexual.

“Fue un año malo, oscuro para todos. Una pandemia, las alertas sobre la situación climática, las crisis de los refugiados. Entonces pensamos que quizá lo que se necesitaba era una buena historia de amor, cálida y sentida. Lo que celebramos es que en Noruega, pese a lo que pasa en el mundo, uno puede amar a quien quiera”, dijo Monica Solberg, la directora de marketing de Posten, el correo noruego.

Uno de los cuadros del corto publicitario de Posten, el correo noruego, que muestra a Papá Noel inclusivo, en una relación homosexual (Tim Lorenzen/Handout via REUTERS)
Uno de los cuadros del corto publicitario de Posten, el correo noruego, que muestra a Papá Noel inclusivo, en una relación homosexual (Tim Lorenzen/Handout via REUTERS) (TIM LORENZEN/)

Las publicidades navideñas del correo noruego ya son una especie de clásico en su país. En 2019 tenía un tono humorístico y bordeando el sacrilegio jugaba con, gracia y elegancia, con el nacimiento de Jesús y la virginidad de María. El año pasado era un Papá Noel muy diferente al del 2021. Burlándose de los tuits airados de Donald Trump presentaba a un Papá Noel muy enojado, que trataba su frustración con una analista. Estaba en contra de la modernidad, del progreso. Añoraba los buenos viejos tiempos en los que entraba por las chimeneas y todos lo esperaban. Creía que el Correo Noruego era una competencia desleal que lo estaba dejando sin trabajo con su velocidad, previsibilidad y eficacia. En el corto de este año invierte la estrategia: el correo lo alivia, es el que lo ayuda, el cómplice que permite su historia de amor.

El Posten, el servicio postal noruego, es una empresa estatal que emplea 14.000 personas. La calidad de su servicio es reconocida por sus compatriotas. Tiene 375 años de historia. Según sus voceros lo que el video intenta es mostrar la flexibilidad del servicio que brindan, como trabaja los 365 días del año y, también, por supuesto, brindar un mensaje inclusivo.

“El nuestro es un lugar de trabajo inclusivo. Con mucha diversidad. Y nosotros quisimos celebrar estos cincuenta años con una bella historia de amor”, dijo la directora de marketing. El mensaje que la empresa da es que todos deben ser escuchados, que todos merecen que se les preste atención, sentirse bienvenidos, ser incluidos. Sin excepciones.

El video muestra a Harry, un hombre adulto, que un año ve a Papá Noel dejar regalos en su arbolito y queda prendado. A partir de ese momento, año a año, este hombre que quiere a su hermana y a su sobrina, espera con ansiedad la llegada de navidad para compartir algún momento con Papá Noel. En cada celebración la relación se profundiza, el aprecio parece mutuo, pero debido a las obligaciones del hombre de rojo los encuentros son fugaces. Unas palabras, a los sumo un café compartido. Hasta que una Navidad Harry lo espera ansioso frente a la chimenea, vestido con su mejor saco hasta que suena el timbre de la casa. En la puerta una joven del correo le deja sus regalos navideños. Pero dentro de su casa lo esperaba Papá Noel que había usado el puntual correo de su país para poder pasar más tiempo con él. En ese momento, Harry y Papá Noel se besan. La cámara sale de la casa y hace un paneo aéreo por la ciudad que está inundada de camionetas del Posten haciendo los repartos navideños.

El corto de cuatro minutos es un prodigio narrativo. A priori parecería largo para una publicidad actual en donde todo sucede demasiado rápido y en escenas breves para poder desarrollar una historia con texturas. Desde el título, Cuando Harry Conoció a Santa, evidencia su inspiración en ese clásico de la comedia romántica que es Cuando Harry Conoció a Sally. Tiene similitudes argumentales. Un amor que se construye a lo largo de los años y que se concreta cuando parece que ya no había esperanzas. Pero esa no es la única referencia a la cultura pop de la pieza publicitaria. En la última carta que Harry le escribe a Papá Noel le escribe “All I Want for Christmas is You” (Todo lo que quiero para Navidad es a vos). Ese es el título de una muy conocida canción de Mariah Carey que ya tiene un cuarto de siglo de antigüedad y que es una de las últimas incorporaciones al canon de canciones navideñas, un género muy prolífico, en especial en Estados Unidos.

Se supone que Papá Noel está inspirado en San Nicolás de Bari, muerto en el año 343. A principios del siglo XIX, el escritor norteamericano Washington Irving popularizó a Santa Claus en su obra Knickerbocker’s History of New York. Santa Claus es alguien llegado en barco del Viejo Continente que reparte regalos a los chicos lanzándolos por las chimeneas.

Papa Noel Santa Claus
El Papá Noel de Thomas Nast se convirtió en ícono del personaje

Este personaje después se convirtió en “El guardián de Nueva York” y su popularidad fue enorme. Hubo que esperar hasta 1864 para que la imagen de este personaje se fuera unificando. Thomas Nast en unas ilustraciones para Harper’s Weekly lo dibujó bajo, con rasgos de duende, anciano, con su pipa y el traje característico. Hasta ese momento cada uno lo dibujaba cómo le parecía. Había Santa Claus que eran bajitos, otros altos, también flacos, gordos, lampiños, risueños o algo malignos. Los dibujos de Nast se difundieron rápidamente y su Papá Noel se convirtió en la imagen icónica. Entrado en kilos y en años, con barba cana, enorme bigote manubrio, pipa holandesa y pómulos salientes. Como la mayoría de las publicaciones eran en blanco y negro no todos sabían que el color del traje era el rojo con el pompón del gorro y el cinturón blancos. Muchos lo pintaban de verde todavía.

Tampoco es novedosa la asociación de papá Noel con una marca comercial. Ya en 1931, la Coca Cola le encargó los dibujos de una campaña al ilustrador descendiente de suecos Haddon Sundblom quien definitivamente brindó al personaje los rasgos actuales. Un anciano rechoncho, afable, simpático e inofensivo. El mito sostiene que los colores de su ropaje fueron inspirados por la Coca Cola pero lo cierto es que ya en representaciones anteriores el rojo y el blanco eran los colores de Papá Noel. Antes del comienzo del Siglo XX la leyenda de Papá Noel se diseminó por el mundo. Todos fueron sabiendo que llegaba, proveniente del Polo Norte, en Navidad, cargado de regalos, con su trineo tirado por renos y que iba dejando casa por casa sus regalos a los chicos.

Antes de lanzar su aviso anual los responsables del correo noruego sabían que su publicidad podía causar polémica, en especial en las redes sociales. Sin embargo, pese a que hubo algún rechazo, la adhesión y admiración hacia el corto ha sido masiva. Se viralizó en pocas horas y a pesar de que la historia se comprende sin necesidad de entender lo que dicen sus protagonistas fue subtitulado a los más diversos idiomas.

Sin embargo, se generaron algunas controversias. Una de las acusaciones que los realizadores recibieron fue que mezclaba la política con la Navidad. La empresa lo negó de manera terminante. “De todas maneras, la posibilidad de amar a quien uno quiera no debería ser un tópico político ya en las sociedades modernas. Es un derecho humano fundamental que todos deberían reconocer”.

La otra fue que sexualizaba la imagen de Papá Noel. Una acusación que nadie hubiera hecho si el romance lo hubiera mantenido con una mujer. De hecho, Mama Claus o Mamá Noel es parte de la mitología que rodea a Papá Noel desde hace al menos un siglo y medio.

san nicolas de bari papa noel partida
Se supone que Papá Noel está basado en San Nicolás de Bari. Sin embargo, en las representaciones previas, el santo no era ni un hombre mayor, ni canoso, ni con barba ni con kilos de más. La configuración de Papá Noel con esas características se dio con el correr del siglo XIX

La primera aparición fue en 1849 en el cuento Una Leyenda de Navidad de James Reed. Y con sus variaciones siguió como compañero fiel y devota de Papá Noel a lo largo de los años. Su representación quedó cristalizada como una viejita entrañable, de pelo gris, anteojos, delantal blanco, que hacía dulces, tareas domésticas y ayudaba a preparar los regalos. Como la pareja no podía tener hijos, se dedicaron a alegrar a los niños de todo el mundo con sus presentes en Navidad que preparaban todo el año en su casa del Polo Norte. En los últimos años, con las múltiples películas sobre la leyenda de Papá Noel, su figura se modernizó. Pasó a ser más joven y más activa pero siempre estuvo a la sombra de su marido.

En varias de las discusiones que se plantearon en las redes respecto a la publicidad noruega algunos se preguntaron porque nunca había existido polémica sobre la relación de Papá Noel con su esposa y por qué ahora sí las provocaba una relación homosexual como si la elección sexual no fuera posible dentro de estas historias, personajes o leyendas.

Mats Strandberg es un actor noruego y él fue el que con más energía se quejó. En un tweet con una captura del beso que concluye el aviso, escribió: “¡Ey! Ese es mi esposo besando a Papá Noel”. Johan Ehn, el actor que hace de Harry, es el marido de Strandberg en la vida real.

Lo cierto es que estas parecen discusiones anacrónicas. Y, en especial, estériles. Cualquier chico que está esperando la llegada de Papá Noel, que está ansioso por los regalos que en 27 días le dejará bajo su arbolito de Navidad, np le importa en lo más mínimo el género de la pareja de Papá Noel, y aceptaría con naturalidad la historia de amor que narra la pieza publicitaria del correo noruego.

SEGUIR LEYENDO:

De San Nicolás a Papá Noel: la verdadera historia del abuelo vestido de rojo que regala juguetes a los niños en Navidad

Cuatro mitos y verdades de Santa Claus, Papá Noel, los Reyes Magos y otros íconos navideños

Archivos

Categorías

Categorías