Radio ZETA

Presidente Duque anunció que acata la condena de la CIDH contra Colombia por el caso Jineth Bedoya

El presidente de Colombia, Iván Duque, en una fotografía de archivo. EFE/Mauricio Dueñas Castañeda
El presidente de Colombia, Iván Duque, en una fotografía de archivo. EFE/Mauricio Dueñas Castañeda
(Mauricio Dueñas Castañeda/)

Veintiún años después de que la periodista Jineth Bedoya fuera atacada en la Cárcel Modelo de Bogotá y agredida sexualmente, la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH) falló a favor de la actual subeditora del diario El Tiempo. Según el tribunal internacional, el Estado colombiano fue responsable no solo del ataque que sufrió Bedoya dentro de la prisión el 25 de mayo del 2000, sino del posterior secuestro en el que fue agredida sexual, física y verbalmente por paramilitares.

“La Corte IDH declaró la responsabilidad internacional del Estado por la violación de los derechos a la integridad personal, honra y dignidad, libertad de pensamiento y expresión y garantías judiciales en perjuicio de la periodista por la ausencia de investigaciones sobre las amenazas que recibió con carácter previo y de manera posterior a los referidos hechos de 25 de mayo de 2000″, se lee en el resumen de la sentencia publicado por el tribunal este 18 de octubre.

Ante la decisión de la CIDH, el presidente Iván Duque anunció, desde su cuenta de Twitter, que acata el fallo en contra de Colombia por el caso de la periodista. Asimismo, el mandatario dejó claro que condenará cualquier acto violento contra mujeres.

“Como presidente de los colombianos siempre condenaré cualquier acto violento contra mujeres y periodistas. El caso de Jineth Bedoya no puede repetirse jamás. Esta sentencia debe servirnos de guía en las acciones a implementar para evitar que algo similar vuelva a suceder”, manifestó Duque.

De igual forma, el jefe de Estado celebró que la Corte haya ordenado la creación de un centro de memoria y dignificación de las mujeres víctimas de violencia sexual en el marco del conflicto armado y del periodismo investigativo.

La pelea de Bedoya en los tribunales internacionales está relacionada a dos atentados contra su integridad física y mental que sufrió en su labor como periodista. El primero, como ya se mencionó, ocurrió el 25 de mayo del 2000 y fue orquestada por paramilitares con la intención de detener su cubrimiento del conflicto armado y situación de violencia en la cárcel La Modelo. Allí se documentaron casos de descuartizamiento y desaparición y Bedoya, quien en ese momento trabajaba para el diario El Espectador, fue a investigar el tema.

El segundo caso ocurrió en 2005, cuando ya trabajaba para El Tiempo. La periodista fue retenida por una célula de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc) que la liberó después de la presión del diario para el que trabajaba y de la sociedad civil.

Ambas situaciones sucedieron a pesar de que Bedoya había pedido protección al Estado debido a amenazas en su contra. La respuesta que recibió fue que “no estaba en riesgo y no podía recibir un esquema de seguridad”.

Teniendo esto en cuenta, y las otras evidencias aportadas por la periodista, la Corte IDH tomó la decisión de forma unánime.

Además de encontrar responsable al Estado colombiano por los que le sucedió a Bedoya en el año 2000, los magistrados declararon “violación del derecho a la integridad personal, honra y dignidad, garantías judiciales y protección judicial” en perjuicio de Luz Nelly Lima, madre de Bedoya.

SEGUIR LEYENDO:

Jorge Rausch, de MasterChef, expresa su cariño a su colega Christopher Carpentier: “es mi hermano y amigo”

Disidencias de las Farc asesinaron dos jóvenes desertores que habían sido reclutados con engaños en Argelia, Cauca

Archivos

Categorías

Categorías