Radio ZETA

Un viaje por las 7 cuevas de hielo más misteriosas del mundo

CUEVAS DE HIELO
Durante el invierno es posible visitar algunos de estas construcciones naturales que se convierten en un éxito contundente para exploradores exigentes o intrépidos viajeros curiosos
(Cuevas Aletsch, Suiza)

Las cavernas siempre son atractivas para los viajeros: caminos tumultuosos que esperan en su interior, fauna por descubrir y sonidos que remiten a escarbar en el tiempo y la historia. Y si, además, se les suman túneles naturales en lo profundo de las montañas, gracias a la acción del hielo que transforma a esas recónditas cuevas en un castillo digno de Frozen, no sólo se multiplica el atractivo sino que, además, se derrama sobre ellas una inesperada belleza.

Estas formaciones tienen algo mágico en su formación, bajo el tinte azulado que proporciona el hielo. Por lo común este tipo de cuevas heladas se forman en la base de los glaciares bajo una concurrencia de factores que aportan lo suyo para lograr el truco. Corrientes de agua que, impulsadas por vientos constantes en cierto sentido, reúnen los atributos propicios para cavar de manera natural túneles en medio del hielo. Gracias a la mezcla de los elementos naturales las formas y recovecos toman siluetas que se asemejan a pinceladas.

Durante el invierno es posible visitar algunos de estas construcciones naturales que se convierten en un éxito contundente para exploradores exigentes o intrépidos viajeros curiosos que buscan formaciones de hielo para saciar su afán deportivo y dejar huella de las mejores imágenes instragrameables de estos fenómenos helados.

El efecto casi irreal al entrar en una cueva, rodeado de una belleza asombrosa, deja perplejo aún al más experimentado viajero. Aquí una ruta por algunas de las cuevas de hielo más misteriosas del mundo.

CUEVAS DE HIELO
Con más de 8000 kilómetros cuadrados de superficie, esta cueva ocupa casi el 10% del territorio islandés
(Las Cuevas de Cristal – Islandia, embajada)

Las Cuevas de Cristal, Islandia

Estas increíbles cuevas se encuentran en el glaciar Vatnajokull. Con más de 8000 kilómetros cuadrados de superficie, ocupa casi el 10% del territorio islandés. Además, está considerado como el tercer glaciar más grande del mundo y el segundo de Europa. Desgraciadamente, al igual que sucede con los glaciares de Langjökull o Snaefellsjökull, Vatnajökull mengua año tras año varios metros por culpa del incremento de la temperatura en Islandia.

Una de las excursiones más comunes es practicar trekking por el glaciar. Haciendo uso de piolets y crampones es posible caminar por el vasto campo de hielo de Vatnajökull y disfrutar de un impresionante paisaje gélido.

Allí, sus Cuevas de Cristal parecen pertenecer a un libro de cuentos con el hielo translúcido que agrega un efecto místico general a los senderos. Son bastante fuera de lo común aún para los conocedores. Se ofrecen visitas guiadas para que explorarlas de manera segura sin perder los aspectos más destacados.

Entre las muchas series rodadas en Islandia, Game of Thrones eligió este sitio para recrear los paisajes Más Allá del Muro, donde el gélido invierno era perenne y los Caminantes Blancos campaban a sus anchas.

CUEVAS DE HIELO
Este maravilloso glaciar ocupa unos 19 kilómetros del valle de Mendenhall, en Juneau, al sureste de Estados Unidos en el estado de Alaska
(Glaciar Mendenhall – Visit Alaska)

Glaciar Mendenhall, Alaska

Este es uno de esos lugares que dejan con la boca abierta ante su majestuosa belleza. Ocupa unos 19 kilómetros del valle de Mendenhall, en Juneau, al sureste de Estados Unidos en el estado de Alaska.

Fue nombrado así en honor de Thomas Corwin Mendenhall, uno de los más importantes profesores y científicos de la región. Hay algo mágico en el espectacular tono azul de estas cuevas escondidas bajo la superficie del glaciar, con impresionantes formaciones de hielo y lagos que se encuentran en medio de las paredes heladas.

Lo mejor es reservar una visita guiada a las cuevas, ya que no son particularmente fáciles de alcanzar. Las cuevas se empiezan a formar a los pies del glaciar cuando en verano se inicia el proceso de deshielo, de esta manera comienzan a brotar riachuelos en el interior del glaciar, los cuales debido al movimiento del agua y del aire van creando espacios más finos y traslúcidos que permiten el espectáculo de las cuevas de hielo.

Lo más impresionante se encuentra bajo tierra, en el interior hay caminos revestidos por el hielo glacial que pueden dejar entrever una serie de colores brillantes.

Eisriesenwelt (Werfen, Austria)
Dentro de la montaña se encuentra el sistema de cuevas de hielo más grande del mundo, el Eisriesenwelt
(Getty) (thipjang/)

Eisriesenwelt, Austria

La Fortaleza de Hohenwerfen tenía el estatus de baluarte estratégico. El histórico Centro de Cetrería y los halcones añaden ahora un aire muy especial al imponente complejo que a menudo se utiliza como lugar de rodaje. Dentro de la montaña se encuentra el sistema de cuevas de hielo más grande del mundo, el Eisriesenwelt.

Este laberinto helado se forma durante el invierno cuando el aire dentro de la montaña se vuelve más cálido que el exterior, por lo que el aire frío que ingresa a los pasajes enfría las partes inferiores de la cueva para crear el deslumbrante efecto helado.

Los primeros doscientos metros de cuevas fueron descubiertas oficialmente en 1879, las principales exploraciones a partir de 1920 revelaron un sistema de cuevas de más de 40 km de longitud, que pronto atrajo a los primeros turistas. En la actualidad, la grandeza de Eisriesenwelt se convirtió en uno de los principales destinos para hacer turismo en Salzburgo. Con sus enormes salones, accesos angostos, esculturas de hielo de tamaño gigantesco, pequeñas cortinas de hielo, pasillos, grietas y juegos de luces; las cuevas de hielo son únicas en todos los aspectos.

Para ingresar a las cuevas de hielo es preciso subir y bajar 134 metros. La temperatura está por debajo del punto de congelación, por lo que es necesario llevar calzado adecuado, ropa abrigada y guantes. Se ruega a las personas con dificultades para caminar o problemas de circulación del corazón que no entren en las cuevas. Tampoco es adecuado para niños menores de aprox. 4 años.

CUEVAS DE HIELO
Cuando el derretimiento de la nieve comienza en la cima de la montaña, corrientes de agua fluyen debajo de las pilas de escombros de la montaña y se convierten en cuevas sobre formaciones de hielo

Big Four Ice Caves, Monte Rainier, EE. UU.

Estas cuevas se encuentran en Big Four Mountain en la Cascade Range, 34 km al este de Granite Falls. Se encuentran a unos 1.880 metros de altura. Las cuevas están enclavadas en el fondo de su cara norte que no se derrite completamente en el verano debido a la zona sombreada.

Cuando el derretimiento de la nieve comienza en la cima de la montaña, corrientes de agua fluyen debajo de las pilas de escombros de la montaña y se convierten en cuevas sobre formaciones de hielo. Dado que la estructura no es muy estable, las cuevas pueden tomar diversas formas en diferentes épocas del año.

El Big Four Ice Caves Trail es una de las excursiones más populares en las cercanías de Seattle a una distancia de dos horas en coche de la ciudad. El sendero es de unos 4,8 km (3 mi) de largo y se califica como moderado. Cuenta con una cascada y muchas vistas panorámicas.

No se recomienda entrar en las cuevas en el verano cuando el hielo que forma las paredes y el techo de las cuevas se está derritiendo y puede colapsar. Es mucho más seguro entrar en las cuevas en invierno cuando las cúpulas de hielo son más estables, pero necesitas usar botas de nieve.

CUEVAS DE HIELO
Debido al paisaje volcánico, no se encuentran tonos azules en estas cuevas, sino formaciones de hielo ceniciento
(Katla-Embajada Islandia)

Cueva de hielo de Katla, Islandia

Escondida en el glaciar Kötlujökull, esta cueva de hielo recibe su nombre del volcán islandés Katla.

Debido al paisaje volcánico, no se encuentran tonos azules en estas cuevas, sino más bien formaciones de hielo ceniciento que crean un efecto espectacular, aunque un poco espeluznante.

Se ingresa en el glaciar de Katla, Kötlujökull, a través de una “puerta de entrada” verdaderamente mágica con paredes de hielo azul y negro que se alzan como centinelas a cada lado tyo. Dentro de este domo de hielo se siente como partícipe de una escena mágica de Hollywood.

Otro mundo espera en el interior del glaciar, con asombrosas paredes de hielo azul y negro, un sitio que se recorre a pie en una caminata con crampones sobre hielo.

CUEVAS DE HIELO
Tanto en esta imagen, como en la primera de la nota, la belleza de las cuevas de Aletsch, en Suiza, muestran un paisaje único

Glaciar Aletsch, Suiza

Increíblemente grande e increíblemente hermoso: el Gran Glaciar Aletsch es el mayor ventisquero de los Alpes. Y también es el más popular debido a su fácil acceso y a que está ubicado en un lugar óptimo para realizar extensas excursiones, deportes de invierno y paseos por la naturaleza.

La zona del Aletsch es parte del Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO. Con sus increíbles 11.000 millones de toneladas de hielo, es el más grande de los Alpes. Las masas de hielo se extienden desde las paredes norte del Eiger, el Mönch y el Jungfrau en dirección al valle hasta llegar al Valais y sus aguas fluyen por la inhóspita garganta Massa hasta el Ródano. Toda la región constituye el hábitat natural de raras especies de plantas y animales, por ejemplo el bosque de Aletsch, en cuyas inmediaciones se encuentra también el centro de protección de la naturaleza de Pro Natura.

Hay mucho que recorrer en el glaciar Aletsch, pero los exploradores no querrán perderse las impresionantes cuevas de hielo que se encuentran al borde del glaciar. Son para excursionistas más experimentados, pero hay muchas visitas guiadas para aquellos que quieren darse una vuelta de aficionado.

Las vistas para disfrutar son épicas, merece un tiempo aparte el mirador de Moosfluh.

CUEVAS DE HIELO
(Mer de Glace – Francia Turismo)

Mer de Glace, Chamonix, Francia

Ubicada en el valle de Chamonix en Francia, en el Mont Blanc, se accede a la cueva de hielo Mer de Glace a través de un hueco glaciar. Es una de las excursiones de montaña más famosas de los Alpes. Mer de Glace, el glaciar más largo de Francia con 7 Km de frente y 200 metros de profundidad. Se puede hacer tranquilamente con niños ya que no es una caminata muy larga y prácticamente no hay desnivel. Si encima se realiza al atardecer las fotos son espectaculares. En esta excursión los niños disfrutarán aún más al subir en teleférico y bajar de vuelta a Chamonix en el mítico tren de Montenvers.

Las cuevas de Mer de Glace son notables porque están hechas por el hombre en lugar de por la naturaleza. Se iniciaron con talladores que a mano, sólo con picahielos las hicieron en 1946.

Cada año se vuelven a tallar debido a los cambios del glaciar. Dentro hay una exhibición que muestra la vida de montaña del siglo XIX, lo que hace de esta cueva de hielo una experiencia verdaderamente única.

SEGUIR LEYENDO:

Los secretos de las estatuas de la Isla de Pascua: cómo y por qué se construyeron

Estas son oficialmente las 10 mejores ciudades para viajeros en 2022

Las 10 ciudades más baratas para vivir en 2022, según Time Out

Archivos

Categorías

Categorías